No se han encontrado widgets en la barra lateral
Fue al sol
que tras verte
se le traspapeló el día.

Cuando no eres el único que da sombra,
tienes que acudir a la luna.

Y es cuando te explica
que una ola no dicta sentencia
con la serenidad de quien conoce
las circunstancias de la soledad.

Dos olas,
es querer perder los papeles.

Y yo,
te seguiré guiñando un ojo cada mañana.
Al final,
un camino tiene diferentes perspectivas
y a veces es de noche.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.