No se han encontrado widgets en la barra lateral
Sensaciones 
agolpadas en la oscuridad
no se distraen.

Cuerpos abochornados
por la quietud.
Eran.

Y puedo volar,
de hecho vuelo.
Sin mirar atrás,
con la decencia
a mi espalda.

Y es cuando
me intento marchar
a una perspectiva nueva,
Tú,
me dices que sin ti
solo será perspectiva.

Y lo dices sin soltar
eso que me mantiene
a flote.

Otra forma de energía.
Una ilusión pasajera,
que siempre te regala flores.

Ahora son mis manos
las que te sostienen en el aire.

Abrimos los ojos
y observamos el vaivén
que nos ha traído aquí.

Pero el vaivén
se agota.
No tiene sentido
que de otro modo
estuviéramos aquí mirándonos.
Mientras, la delicadeza
es la que le dice al tiempo
que para luego.

Que ahora,
nos sentiremos sin abrir
los ojos.
Que el vaivén
solo fue una excusa
para llegar hasta aquí.

El café está hecho.
Olor a mañana
muy de noche.

Y qué.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.