No se han encontrado widgets en la barra lateral
Donde en un beso tras otro
redunda en la sensación
de no poder dejar de quererte,
me pude levantar
del charco de la mentira
donde la memoria te machaca
en un fango que no es tuyo.

Transmutación de lo imposible
en amor,
cuando a un beso tras otro
le acompaña una caricia que no esperas.

Y es cuando me acomodo
en una silla de lo que deseas
con el corazón,
y las balas me rozan porque así lo quiero.

Ya no me las trago.
Ya no ingiero balas que no son para mí.

Transmutación a lo que uno quiere
cuando amarte no es elegir
una de las dos pastillas.

Con una mano recojo las bajas
que antes eran digeridas
con algo de azúcar,
y con la otra cargo el revolver
con el que nunca pienso disparar.

Pero cuando
unas argollas húmedas
aún estaban calientes,
y en el eco aún rebotaban balas,
cuando el barro aún tenía el arrojo
de decir te quiero,
apareció el jaleo de tu mirada.

Mientras,
con una mano me acariciabas la cara,
con la otra,
escondías balas que sí eran para mí.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.