No se han encontrado widgets en la barra lateral

Retrocederé
las veces que haga falta,
a momentos
solo de nosotros.

Instalaré sensaciones prematuras
en momentos que escaparon
del tiempo.

Y aquellas otras enquistadas
en algún punto de la razón,
serán mitigadas por una
melancolía que me he inventado.

Allí donde besos y caricias
restauraron mi piel.
La hicieron de mentira.
Unos minutos antes
de una explosión de soledad.

Como no retroceder
al alma.

Como no retroceder a ti y a mí.

Como no retroceder
a sábanas anestesiadas por la
certidumbre de otra vez.

Abrazados,
retrocederé las veces que haga falta.

Contigo,
la cumbre no está tan lejos.

Contigo,
es el cielo el que está de rodillas.

Y puedo ver
como mientras te observa,
se pone una mano a modo de visera.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.