No se han encontrado widgets en la barra lateral
Fue en el territorio de las verdades,
allí,
las mentiras vagan sin rumbo
y nosotros nos alimentamos de besos al corazón,
caricias de las que no consigo escribir
y sexo en los tiempos muertos,
donde unos dedos
que siempre desearon más,
al llegar a la cueva de los recuerdos
regresaron con sensaciones mutuas
con sensaciones que hablarán con nosotros.

De las que nos alimentaremos,
porque no solo de pan vive el hombre.

Volveremos a navegar
y atravesaremos tempestades 
de las que no precisaban barco
para estar a flote.

Unas yemas de unos dedos
que en ningún caso agacharon la cabeza,
y unas manos
que nos elevaron 
a donde miran las flores cuando quieren sonreír.

Y desde entonces te veo mirar al sol,
y tus manos,
no sabes donde meterlas.

Y mis manos,
solo buscan las tuyas.

Y es cuando nos quitamos un pijama,
que tú y yo, 
nunca hemos precisado.

Y ahora son tus manos las que buscan las mías.
Y caricias prometedoras
en el callejón de las sensaciones prematuras,
el callejón de las sonrisas,
que anteceden a lo relevante,
me dicen con una copa de vino 
que siempre cumplen.

Mientras tu mirada
no hace más que decirme
que vaya a la cueva de los recuerdos.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

2 comentarios en «Mis manos buscan las tuyas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.