No se han encontrado widgets en la barra lateral




Me agarré a lo único
que tenía a mano. 
Una pluma y mi soledad. 
Y me puse a escribir 
delante de una taza de café
que no se acababa nunca. 

Mientras pasaban días, años,... 
Y la vida vino a mí. 
Una sensación incorporada a mi voluntad. 

Y a partir de formas inconexas,
regresé a una taza de café 
que hacía dos minutos había acabado. 

Desde donde no me había movido, 
y mi cuerpo yacía inmóvil, 
pude llegar al final de este poema. 
Justo en el instante en que otro
aparecía hablándote a ti,
mientras el deterioro 
de lo absurdo, se hace presente. 

Y aun tú,
estando en otro estado 
de consciencia, 
provocado por sensaciones
que mañana guardarás en una probeta, 
en la de los por si acaso, 
yo guardaré las ondas de luz
que proceden de tu mirada
cada vez que me lees. 

Estacionadas en una hoja, 
que ahora no dice nada,
en la probeta de los versos 
que ya empecé a escribir. 

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Un comentario en «En mi soledad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.