No se han encontrado widgets en la barra lateral
Porque la vida
es eso.
Porque la vida es esto.
Este instante 
en que tu mirada
describe un detalle 
de mi equilibrio 
ese que guardo 
entre el aquí
y el allí.
 
Porque el estar aquí,
estar allí,
es circunstancial 
de tiempo,
no de lugar. 

Por más esfuerzo
que hago,
de este poema yo
no salgo 
mientras no decidas acabar. 
Mientras no dejes de mirar. 

Y todo surgió de un instante 
que he querido compartir contigo. 
Conmigo.
Una mirada a ninguna parte. 

Un intangible. 
Un órdago al corazón. 
Un instante sostenido por nosotros.

Un instante
más viejo que tú y yo.
Pero que sin sonrojarse
seguirá aquí,
cuando nos hayamos marchado. 
Cuando yo ya mire a algún sitio.
No puedo estar siempre mirando a ninguna parte. 

Cuando tú mirada,
se haya despistado con otro poema.
Porque la vida
es eso.
Porque la vida es esto.
Este instante 
en que tu mirada
describe un detalle 
de mi equilibrio 
ese que guardo 
entre el aquí
y el allí.
 
Porque el estar aquí,
estar allí,
es circunstancial 
de tiempo,
no de lugar. 

Por más esfuerzo
que hago,
de este poema yo
no salgo 
mientras no decidas acabar. 
Mientras no dejes de mirar. 

Y todo surgió de un instante 
que he querido compartir contigo. 
Conmigo.
Una mirada a ninguna parte. 

Un intangible. 
Un órdago al corazón. 
Un instante sostenido por nosotros.

Un instante
más viejo que tú y yo.
Pero que sin sonrojarse
seguirá aquí,
cuando nos hayamos marchado. 
Cuando yo ya mire a algún sitio.
No puedo estar siempre mirando a ninguna parte. 

Cuando tú mirada,
se haya despistado con otro poema.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

2 comentarios en «Un órdago al corazón»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.