No se han encontrado widgets en la barra lateral
Durante el transcurso de la noche,
algo hubo de suceder.
Lo que encontré cuando amanece,
con la habitación cerrada,
es difícil de creer.

Cinco rosas a mis pies.
Junto a un violín.
Me dijeron,
buenos días.
Un hombre me regaló
una pluma y un papel.
"La pareja que querías.
El papel es infinito.
La pluma no precisa tinta.
Lo que tienes que escribir
se te irá dando cada día".

Lo de la pluma y el papel
lo tengo claro buen hombre.
Si me puede usted aclarar,
si no es mucho molestar,
para quien es el violín,
para quien son esas flores.

Todo no se te puede decir.
Es el primer día.
Las flores guiarán tu corazón.
Que el violín pondrá la melodía.

Yo, no sé.
¿Por qué?, pregunté.
"Tú, serás.
Durante el trascurso de la noche,
te responderé".

Ahora,
puedo oír cantar a las cinco rosas
"Altrough the night".
Acompañadas por violín.
Mientras en una mano la pluma,
esa que no precisa tinta.
Y la otra sujetando el papel,
cuya hoja es infinita.
Puedo.
Sí, ahora puedo,
percibir con emoción,
esas cinco letras latiendo
en el centro de tu corazón.

Tengo que contarte.
No me llegó a responder.
Si alguna vez lo hiciera,
no lo dudes,
no te podré abstraer.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

6 comentarios en «Cinco rosas y un violín»
  1. Hola buenas tardes, tengo una duda y a ver si me la puedes responder. ¿Alguién que no esté registrado en WordPress puede añadir un me Gusta? Porque al dar un like les obliga a registrarse.
    Un saludo y gracias anticipadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.