No se han encontrado widgets en la barra lateral

(Yendo a un ventanal II)

De tanto asomarme
por él me caí. 
Estaba maravillado, 
el clima, 
lo que percibía, 
lo que había imaginado, 
no se parecía
te lo juro, 
a lo que estaba presenciando.
Con Rama Lama Ding Dong
todo comenzó. 
Cuando sonó You hurt me inside 
mi corazón se aceleró.
¿En que año estaba?
Aunque eso daba igual,
no me movería,
no me llevarían,
no volvería al ventanal.

Bailamos al son
durante unas horas.
Cuando vi a Diana
se puso a llorar.
sonaba su canción,
lo sabía,
... siempre era igual.
Se tenía que marchar.
¿Como es eso?
le pregunté.
"Si te sirve, yo pasé al ventanal.
Pasé por tu estado,
Unplacerinmenso,... no te puedes quedar."
No, no es verdad.
"Es una ilusión, el ventanal se cerrará."
Qué dices, tú, yo,... somos, existimos.
"Tu emoción, ¿no lo ves?
En ella yo hábito.

Mientras tú las escuches...
Mientras la disfrutas...
Mientras la canción suene...
Yo no me he ido.
Pues para que tú la vivas,
es necesario que yo exista."
Me asomé al ventanal
Justo cuando Paul cantaba:
Oh, please, Diana.
Me volví cantando
justo cuando el ventanal se cerraba.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Un comentario en «Mientras la canción suene»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.