No se han encontrado widgets en la barra lateral
No me lo podía creer,
por más que lo imaginara,
por más que lo deseara,
por más que lo prometieras,
por más...
Fue ese amanecer.
Terminaba la primavera,
no era cálida la verdad,
por más que lo anunciaran,
no paró de llover.
Un sábado de junio
intento no olvidar,
lo estábamos deseando
tenía que ser ya.
Me levanté de la cama
tú dormitabas aún,
entremedias comentaste
dónde marchas
aún no se ha ido la dama.
La dama marchará,
pues Lorenzo está llegando,
hoy es el día amor,
hoy es el día anunciado.
Acercamos nuestras caras
Nuestros labios se rozaron,
nos dimos ese beso
ese tan deseado,
... ese que nunca olvidamos.
De fondo escuché aumentar
un sonido, un diálogo,
No conseguía descifrar
aunque resultará familiar,
quien era el intruso
quien alteraba,
... aquella realidad.
Girando la cabeza
mientras abría los ojos,
eran las 7 en el reloj.
Me levanté de la cama
tú dormitabas aún,
entremedias comentaste
dónde marchas
aún no se ha ido la dama.

Por Jesús Ignacio Carrero

Nacido en Madrid en 1974. Escribir es un placer inmenso. Aquí encontrarás poesía y frases que te puedan inspirar. Poesía donde encontrarás lugares no soñados. Aquí además encontrarás alojados mis libros, que te van a enamorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies. By continuing to use this site, you accept our use of cookies.